Instituto Nacional de Educación Financiera

Prescripción De Deudas Reclamadas Judicialmente: Plazos Y Aspectos Legales A Tener En Cuenta

La mayoría de las personas en algún momento de su vida han contraído una deuda, ya sea por motivos personales o profesionales. En ocasiones, estas deudas no se pueden pagar y la situación puede llegar a un punto en el que se lleva a cabo una reclamación judicial. ¿Qué pasa si una deuda ha sido reclamada judicialmente y no se puede pagar? En este artículo hablaremos sobre la prescripción de deudas reclamadas judicialmente y los plazos y aspectos legales que debes tener en cuenta.

¿Qué es la prescripción de una deuda?

La prescripción de una deuda implica que después de cierto periodo de tiempo, la ley establece que esta ya no puede ser reclamada por el acreedor. Los plazos de prescripción varían según el tipo de deuda y la jurisdicción.

En términos generales, la prescripción de una deuda comienza a contar desde la fecha en que la misma se hizo exigible. Es decir, desde la fecha en que se venció el plazo para pagar la deuda.

Prescripción de deudas reclamadas judicialmente

En el caso de una deuda que ha sido reclamada judicialmente, los plazos de prescripción pueden variar según el país o la región. Por ejemplo, en España, el plazo de prescripción general es de cinco años. Esto significa que si una deuda ha sido reclamada judicialmente pero no se ha pagado, la persona endeudada tendrá cinco años para recurrir a la prescripción.

Lee también  Acuerdos Extrajudiciales De Pagos: Cómo Funcionan Y Cuándo Recurrir A Ellos

Es importante destacar que el plazo de prescripción se puede interrumpir si el acreedor realiza alguna gestión para reclamar la deuda.

Aspectos legales a tener en cuenta

En ocasiones, los acreedores pueden intentar extender el plazo de prescripción a través de acciones judiciales. Es importante tener en cuenta que estos procesos pueden ser largos y costosos, por lo tanto, es recomendable buscar asesoramiento legal para saber cómo proceder.

Otro aspecto a tener en cuenta es que no todas las deudas tienen el mismo plazo de prescripción. Por ejemplo, en España, las deudas tributarias tienen un plazo de prescripción de cuatro años, mientras que las deudas hipotecarias tienen un plazo de prescripción de 20 años.

Conclusiones

En resumen, la prescripción de una deuda reclamada judicialmente varía según la jurisdicción y el tipo de deuda. Es importante conocer los plazos y aspectos legales relevantes y buscar asesoramiento legal si es necesario. Recuerda que si una deuda ha sido reclamada judicialmente y no se puede pagar, existen plazos límite para recurrir a la prescripción.

Redactado por:

Daniel Martínez

Editor en inef.es, Daniel cuenta con más de 10 años de experiencia en finanzas personales e inversiones. Con una formación en Economía y Finanzas, ha escrito cientos de artículos sobre gestión de inversiones, jubilación y deudas, y se ha destacado por su habilidad para simplificar conceptos financieros complejos.

Revisado por:

Laura Sánchez

Redactora Jefe en inef.es y experta en seguros, impuestos y planificación fiscal, Laura tiene una sólida formación en Derecho y Asesoramiento Fiscal. Ha trabajado en el ámbito de la planificación financiera y legal, y es conocida por su enfoque práctico en la educación financiera, así como por su participación en conferencias y seminarios en el campo de las finanzas.

¡Comparte este artículo!

Tabla de contenidos

Inef.es es una plataforma en línea que se dedica a simplificar y democratizar el conocimiento financiero.

Artículos recientes

Usa las teclas ⬅️ ➡️ para navegar