Instituto Nacional de Educación Financiera

Impuestos Asociados Al Alquiler De Vivienda: Obligaciones Para Propietarios E Inquilinos

Al alquilar una vivienda, tanto el propietario como el inquilino tienen obligaciones fiscales específicas en relación a los impuestos asociados al contrato de arrendamiento. Es importante conocer cuáles son estas obligaciones y cómo afectan a ambas partes.

Impuestos que debe pagar el propietario

El propietario está obligado a declarar las rentas obtenidas por el alquiler de su vivienda en su declaración de la renta. Para ello, debe incluir estos ingresos en el apartado de rendimientos del capital inmobiliario. Además, debe pagar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y la tasa de basuras, que son responsabilidad del dueño de la propiedad.

Otro impuesto que puede afectar al propietario es el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) o el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), dependiendo de si se trata de un alquiler de vivienda habitual o no. En el primer caso, el ITP varía según la comunidad autónoma, mientras que en el segundo, el IVA se sitúa actualmente en el 10%.

Impuestos que debe pagar el inquilino

Por su parte, el inquilino debe abonar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP y AJD) derivados del alquiler, que varían en función de la comunidad autónoma en la que se encuentre la vivienda. Además, debe pagar el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) si el alquiler es para fines empresariales.

Lee también  Cálculo de baja para autónomos: Todo lo que debes saber

Asimismo, el inquilino debe retener un 19% del precio total del alquiler en concepto de pago a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) del propietario. Esta retención se puede reducir en algunos casos específicos, como por ejemplo, si el contrato de arrendamiento se suscribe para fines de vivienda habitual.

Otras obligaciones fiscales

Ambas partes tienen una serie de obligaciones fiscales adicionales. El propietario debe emitir y entregar facturas, así como conservar todos los documentos relacionados con el alquiler durante un periodo de cuatro años. Por otro lado, el inquilino tiene que presentar una declaración de la renta para deducir el alquiler en su condición de residente fiscal. Además, debe pagar sus impuestos personales, como el IRPF o el Impuesto de Patrimonio, de manera separada.

En resumen, es fundamental conocer las obligaciones fiscales relacionadas con el alquiler de una vivienda tanto para el propietario como para el inquilino. Para ello, es recomendable solicitar asesoramiento profesional u obtener información detallada en los organismos correspondientes de cada comunidad autónoma.

Redactado por:

Daniel Martínez

Editor en inef.es, Daniel cuenta con más de 10 años de experiencia en finanzas personales e inversiones. Con una formación en Economía y Finanzas, ha escrito cientos de artículos sobre gestión de inversiones, jubilación y deudas, y se ha destacado por su habilidad para simplificar conceptos financieros complejos.

Revisado por:

Laura Sánchez

Redactora Jefe en inef.es y experta en seguros, impuestos y planificación fiscal, Laura tiene una sólida formación en Derecho y Asesoramiento Fiscal. Ha trabajado en el ámbito de la planificación financiera y legal, y es conocida por su enfoque práctico en la educación financiera, así como por su participación en conferencias y seminarios en el campo de las finanzas.

¡Comparte este artículo!

Tabla de contenidos

Inef.es es una plataforma en línea que se dedica a simplificar y democratizar el conocimiento financiero.

Artículos recientes